Cuidados para tener unos pies sanos y fuertes

Cuidados para tener unos pies sanos y fuertes

 

Cuidados para tener unos pies sanos y fuertes

 

Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren y, sin embargo, no les prestamos la suficiente atención. El mal cuidado de esta parte del cuerpo no sólo nos afectará a ellos, sino también a otras partes, y es que ya sabes eso de que en el pie están todos los puntos de nuestro cuerpo.

Los dolores de pies al caminar o incluso los de espalda vienen dados en la mayoría de los casos por la utilización de un mal calzado. No todos los pies soportan los mismos materiales y si además caminamos mucho a diario por nuestro trabajo o por lo que sea, un calzado hecho para esto es necesario. No bastará con que las zapatillas sean lisas o en el caso de las mujeres que no usen tacones, habrá que hacerse con unas zapatillas adecuadas que aporten al pie la comodidad necesaria y aguanten ese trote diario.

También en casa el trabajo con nuestros pies debe llevarse a cabo. Al llegar a casa, debemos quitarnos el calzado y los calcetines para permitir que nuestros pies se airean. De no hacer esto, pueden tener mal olor o desarrollar algún hongo. Utilizar un calzado cómodo para andar por casa y secárnoslos bien al salir de la ducha para evitar la aparición de hongos. La higiene es muy importante: cortar las uñas de forma correcta, hidratar los pies, acudir a un podólogo si tenemos algún callo o bulto, etc. Masajear los pies unos minutos a diario favorece el riego sanguíneo.

En lo que a fortaleza se refiere podemos hacer algunos ejercicios en casa, como rotaciones de tobillo y, en la calle, andar de puntillas o subir las escaleras de esta forma, que además de los pies nos fortalecerá piernas y glúteos.  No hay que olvidar que los pies son el sustento de nuestro cuerpo, lo que los hace una parte demasiado importante como para descuidarla.

 

Sin Comentarios

Deja tu comentario