Cola de caballo planta para todos tus males

Cola de caballo planta para todos tus males

cola de caballo planta
cola decaballo planta

Cola de caballo planta para todos tus males

Seguramente, cuando te has planteado realizar algún tipo de tratamiento diurético, la cola de caballo ha estado entre las plantas que te has decidido a tomar, y lo más probable es que lo hayas hecho en forma de agua.

La cola de caballo planta es una planta que no tiene flores, y los tallos son la fuente de todas sus propiedades. Los tallos se recogen en verano y se dejan secar a la sombra, colocados en manojos. Una vez se recogen los tallos, se trituran y meten en bolsitas para infusiones. Su sabor es parecido al de la manzanilla, aunque un poco más amargo y, su color al hacer el agua es más oscuro. Vamos a conocer cuáles son las propiedades que esta planta puede dar a nuestro organismo:

Diurética. Es la característica más conocida de la cola de caballo. Puede aumentar hasta en un 30% la producción de orina y está indicada para casos como la retención de líquidos, cálculos renales, cistitis y otras.

Para los huesos. Aporta minerales a nuestros huesos.

En la piel. La cola de caballo ayuda a combatir eccemas, hongos y otros parásitos de nuestra piel. Además, tiene grandes propiedades cicatrizantes. También, el efecto depurativa ayuda a eliminar toxinas, que hacen que nuestra piel envejezca antes y esté menos brillante, saludable y aparezcan arrugas más rápido.

Para los tendones. Aporta flexibilidad a las paredes vasculares y también a nuestros tendones. Un componente de la cola de caballo, el equiseto, es bueno para los ligamentos de deportistas como tenistas, bailarinas, etc.

Menos peso. Gracias a la propiedad diurética de la cola de caballo, con la eliminación de líquidos también se eliminan toxinas, lo que influye en una bajada de peso.

Nuestro pelo. Además de fortalecer el cabello, le da más salud y aumenta el crecimiento de este. Lo mismo pasa con las uñas, las fortalece y refuerza en su crecimiento.

Sin Comentarios

Deja tu comentario