Las revisiones médicas para los hombres

Las revisiones médicas para los hombres

Las revisiones médicas para los hombres

 

El grupo masculino es el que menos acude a los médicos, y esto ha sido siempre así. El pensamiento machista y el orgullo son los dos factores que más se han presenciado cuando a un hombre se le pregunta porqué no acude al médico a hacerse un chequeo y comprobar que todo va bien. Según las estadísticas, las mujeres van al médico un 100% más que los hombres para hacerse exámenes y revisiones periódicas. Muchos, creyendo que se sienten sanos, se despreocupan y no acuden a que un experto les confirme si eso es así o, si por el contrario, tienen alguna afección que no conocen. A partir de los 50 años es cuando más se debe acudir al médico.

Los problemas cardiovasculares, de próstata y de colon son los que más afectan a la población masculina, y cuanto antes se detecten y se empiecen a tratar, mejor será el resultado. Lógicamente, el cuidado que lleve a diario en su vida también será importante. Comer frutas y verduras, abstenerse de alimentos con grasa y hacer algún tipo de deporte semanalmente ayudarán a que todo esté a raya. También debemos saber que no sólo son importantes las enfermedades físicas, las mentales también se tienen en cuenta (depresión, ansiedad, etc.) afectan a nuestra vida diaria y a nuestro cuerpo.

La mayoría de las revisiones médicas que los hombres deben hacerse están cubiertos por la Seguridad Social, por lo que son gratuitos y no debe haber ningún motivo más para que no se hagan estos exámenes. Los que todo hombre debe hacerse son:

• Presión arterial.

• Enfermedades cardiovasculares (principal causa de muerte en hombres).

• Porcentaje de obesidad.

• Azúcar en la sangre (detección de diabetes)

• Detección de cáncer de próstata.

• Colonoscopia (cáncer de colon).

• Análisis de colesterol (lípidos).

• Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH).

• Aneurisma aórtica abdominal.

• Vacunas contra hepatitis B.

• Vacunas contra el flu.

• Consumo de alcohol/drogas ilegales.

• Consumo de tabaco/nicotina.

• Nutrición y actividad física.

• Depresión

Sin Comentarios

Deja tu comentario