Tags Posts taggeados en "efectiva"

efectiva

laringitis

¿Te cuesta tragar? ¿Te quedaste sin voz?  ¿Te duele y tienes seca la garganta? La laringitis es la inflamación de la laringe, la cual ocurre principalmente por medio de un virus. Los síntomas frecuentes de la laringitis son esencialmente la pérdida parcial o total de la voz, y puede estar aunada a otros síntomas como catarro, fiebre, garganta seca y con dolor, estornudos, tos, etc.

Además de infección por virus, otras causas de la laringitis son:

  • Agente patógeno bacteriano o fúngico (hongos).
  • Inflamación de las cuerdas vocales debido al estrés del exceso o uso inapropiado de la voz, etc.
  • Presencia de nódulos.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Causa emocional: los contagios o problemas con la garganta  ocurren cuando el cuerpo baja sus defesas lo cual ocurre entre otras cosas por el estrés causado cuando sentimos ira que no puede ser expresada, desilusión no reconocida, sensación de estar teniendo que vivir algo con lo que no estamos de acuerdo (ver detalle en cura).

Si deseas una cura natural y súper efectiva, lleva a cabo lo ssiguientes pasos y veras que no sólo te curas de laringitis sino que tu cuerpo se hará más resistente y menos enfermizo.

 Cura natural súper efectiva para laringitis en tres pasos:

PASO UNO: Dieta: para la pronta recuperación de la voz y la desinflamación de la laringe debe haber una dieta alta en vitamina C, así que se recomienda ponerse un día a dieta comiendo piña solamente con jugo de limón exprimido y sal (opcional), o miel y limón, bebiendo dos litros de agua dosificada durante el día, esto limpiara el cuerpo de toxinas y combina de forma muy efectiva la infección.

Los demás días de la recuperación se debe empezar el día tomando ajo crudo en ayunas o en la noche, y mantener una dieta donde se eliminen lácteos, azúcar y harinas refinadas y los productos adicionados con colorantes, conservantes, procesados, etc., como los embutidos, frituras, etc. De esta forma el cuerpo estará más limpio y los virus no podrán propagarse.  Todos los días deberá beberse un jugo de zanahoria con brécol en las tardes y en las mañanas un jugo de naranja o mandarina con una o dos guayabas molidas, y comerse un pedazo de jengibre del tamaño de la palma de la mano bien lavado y desinfectado. El jengibre es un potente desinflamante.

PASO DOS: considera el aspecto emocional ya que todo lo que sentimos el cuerpo lo manifiesta tarde o temprano: si sentimos dolor y no lo reconocemos, el cuerpo nos duele, si nos irritamos por algo y lo hacemos constantemente sin solucionarlo, el cuerpo se irrita, si sentimos que no podemos tragar a alguien o algo que nos paso, ya sea porque no toleramos ciertas cosas que tenemos que tragarnos a la fuerza, o porque nos dejó la pareja, etc., al cuerpo le costara “tragar”, si sentimos vergüenza o culpa por algo el cuerpo lo manifestara con dolor, y si hablamos o hacemos cosas en contra de nosotros mismos, “secamos” lo que realmente somos, y la garganta que es vía de comunicación y contacto con los demás, se secará y nos quedaremos sin voz (como quedarnos sin nuestra propia expresión por no decir lo que queremos o sentimos). También el miedo de expresar nuestras opiniones o guardar resentimiento con alguien nos predispondrá a una laringe inflamada.

Nuestra mejor medicina si se nos inflama la laringe es tomarnos un día para hacer la dieta física y emocional o espiritual escuchando nuestro cuerpo y no simplemente sedándolo con medicamentos, hay que reflexionar acerca de las cosas que no nos gustan, que nos irritan, que nos tenemos que tragar a la fuerza ya sea por miedo o por alguna otra causa. Si reconocemos lo que nos afecta y le damos algún tipo de solución, está provocando laringitis esta se irá por donde vino. Si curamos al cuerpo pero no a nuestras emociones, entonces podría ser que nos enfermemos más seguido y que necesitemos mas medicina.

PASO TRES: una vez que ya has hecho lo anterior, ahora realiza estos remedios que aceleraran tu curación:

a)    Mezcla 5 claras de huevo en un vaso con leche de almendras y una cucharada de azúcar morena. Calienta y bebe todo el vaso lo más caliente que lo aguante. Realiza esto a media mañana.

b)    En una taza con jugo de naranja recién hecho exprime 3 limones jugosos, y licua en este jugo un trozo grande de jengibre. Agrega a esta mezcla un vasito de tequila y calienta un poco. Bebe todo. Realiza esto por la mañana y en la noche.

c)    Prepara una mezcla de jengibre machacada con el jugo de cuatro limones por un pedazo de jengibre del tamaño de la palma de tu mano. Agrega media taza de miel y revuelve bien. Bebe a sorbos durante el día.

 

Blog Salud y Belleza Natural

Buenas noticias: un nuevo estudio encontró que el uso de una vacuna que se usa contra la tuberculosis desde hace tiempo podría también ser efectiva en el tratamiento de la diabetes tipo 1. Si padeces de diabetes tipo 1, mantente alerta porque el alivio podría estar más cerca de lo que supones.

Las vacunas han ayudado a controlar y a erradicar enfermedades contagiosas y generalizadas, como el sarampión, la poliomielitis (polio) o la influenza (flu o gripe como se le conoce). ¡Qué alivio sería que se desarrollara una vacuna contra la diabetes tipo 1! Pues bien, ésta parece ya encontrarse a la vuelta de la esquina. Un estudio clínico en fase I, realizado por unos investigadores del Hospital General de Massachusetts y publicado en la revista PLoS ONE, mostró que el uso de la vacuna Bacilo Calmette-Guérin (BCG) contra la tuberculosis podría ayudar también para tratar la diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 1 se origina en una falla del sistema inmunológico, que destruye a las células que producen a la insulina. El tratamiento con la vacuna BCG, al parecer, evita que las células autoinmunes ataquen a las células que producen a la insulina en el páncreas. La causa de la diabetes tipo 1 es precisamente el daño ocasionado en estas células beta, que les impide generar la insulina que el organismo necesita.

En el nuevo estudio lograron demostrar los mismo resultados en los seres humanos que los que habían obtenido en los ratones en un estudio anterior. En el estudio previo realizado en 2001, se observó que al inducir el factor de necrosis tumoral (TNF por sus siglas en inglés) en los ratones se podían matar las células T autoinmunes que destruyen las células pancreáticas beta (encargadas de segregar la insulina), sin dañar las células T sanas.

Pero como las dosis elevadas de TNF son tóxicas para los seres humanos, el estudio utilizó como alternativa la vacuna BCG (aprobada por la FDA), que eleva los niveles de TNF, pero sólo de forma segura para las personas. El resultado fue un aumento en los niveles de producción de insulina en los enfermos, lo que sugiere la efectividad de la vacuna para tratar ese tipo de diabetes en los seres humanos.

El estudio se llevó a cabo durante 20 semanas en seis pacientes que habían padecido de diabetes tipo 1 por un promedio de 15 años. De ellos, tres recibieron un placebo y tres la vacuna. Durante las 20 semanas que duró el estudio, los participantes tratados con la vacuna BCG mostraron aumentos en la destrucción de las células T autorreactivas a la insulina, y al mismo tiempo se aumentaron los niveles de protección de las células T reguladoras, que ayudan a controlar la respuesta inmune. Hubo además una elevación temporal en los niveles del péptido C, un marcador de la secreción pancreática de insulina. En el tiempo que duró el estudio, no se produjeron eventos adversos o efectos secundarios significativos.

Obviamente, se necesitan más estudios utilizando un mayor número de participantes para confirmar los resultados del estudio. Pero por el momento, los investigadores concluyeron que la vacuna, en dosis pequeñas, funciona y es bien tolerada por los pacientes.

Ya se ha iniciado la fase II del estudio, con el propósito de obtener más información acerca de las dosis y la frecuencia en que debe usarse la vacuna BCG. Los investigadores esperan que las dosis administradas con más frecuencia puedan eliminar a largo plazo las células T autorreactivas a la insulina, y que eso les permita regular de forma continua la secreción normal del péptido C, y por lo tanto, la producción de insulina.

Si padeces de diabetes tipo 1, ten un poco de paciencia. Quizá cuando los resultados del estudio se confirmen con las investigaciones adicionales que están ya en marcha, tendrás disponible una vacuna sencilla y barata, que podrás usar con efectividad en el tratamiento de ese tipo de diabetes.

Imágen © iStockphoto.com / kali9

Vida y Salud

Síguenos

3,662FansLike
69Seguidores+1
6,703FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies