Tags Posts taggeados en "ictus"

ictus

La ‘Aspirina’ puede ayudar a retrasar el enfisema precoz

 

La ‘Aspirina’ es un fármaco que mucha gente utiliza de forma habitual, y más aún después de conocerse hace unos años el poder protector que tiene frente a los cánceres del tracto digestivo (esófago, estómago e intestino) y también de que su uso se haya asociado con una disminución del riesgo de aparición de un ictus no fatal.

Claros han sido los estudios que han revelado los beneficios de tomar la ‘Aspirina’ regularmente y ahora se ha descubierto otro que también es bastante increíble. Según una nueva investigación, el uso frecuente de esta pastilla (tres o cuatro veces por semana) ayudaría a retrasar la progresión de un enfisema precoz. El enfisema es un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica en la que los alveolos, las bolsas de aire de los pulmones, están dañadas y no permiten que el cuerpo reciba el oxígeno necesario. Hasta ahora el único método que se conocía para evitar el desarrollo de un enfisema precoz era el de dejar de fumar y no volver a engancharse.

A las 4.471 personas que participaron en el ‘Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis Lung Study’ se les hizo un seguimiento durante diez años y se le realizaron 4 tomografías del porcentaje de enfisema. El 21% de los estudiados tomaba ‘Aspirina’ con frecuencia y un 55% no había fumado nunca. El uso frecuente de la pastilla se asoció a una progresión bastante más lenta del porcentaje de enfisema. “Nuestro estudio ha encontrado que las personas que toman ‘Aspirina’ regularmente presentan una progresión más lenta de enfisema durante diez años si se compara con los que no la toman” ha dicho Carrie Aaron, investigadora del Centro Médico de la Universidad de Columbia y que ha presentado los datos del estudio en la Conferencia Internacional 2015 de la Sociedad Torácica Americana.

Dormir demasiado es perjudicial para tu salud

 

Todos sabemos lo agradable que es descansar algún día unas horas de más. El trabajo, los estudios, la casa, la familia, son muchas las responsabilidades que habitualmente nos llevan a no descansar las 7 u 8 horas diarias que nos recomiendan los expertos.

Las personas duermen de media unas 45 horas semanales, sin embargo, un pequeño porcentaje de la población duerme más de 10 horas diarias. La gente con depresión, personas que ya se han retirado del mundo laboral o los sedentarios son el principal grupo que realiza este exceso de descanso.

¿Dormir demasiado es perjudicial para tu salud?

Sí. Lo mires como lo mires, sí. El cuerpo y la mente utilizan el sueño para reponerse de todo lo que nos ha acontecido durante el día. La media que se necesita como hemos dicho son 8 horas pero, una vez pasado este tiempo, nuestro cuerpo y nuestra mente comienzan a sufrir. Lo importante no es dormir mucho sino dormir el tiempo que nuestro cuerpo nos demande, y si además no nos levantamos durante la noche, mucho mejor.Pasado el tiempo necesario de descanso, nuestro calidad del sueño empieza a empeorar. Aparte de los evidentes problemas que pueden observarse por dormir demasiado (sobrepeso por el sedentarismo, dolores musculares, dolores de huesos, menos descanso) también se ha comprobado que afecta a nuestra memoria a largo plazo.

Algunos estudios recientes también han demostrado que hay una relación entre dormir demasiado y el padecimiento de ictus. No se sabe si el ictus es una causa o una consecuencia pero se ha demostrado que las personas que duermen más de 8 horas diarios son 4 veces más propensos que las que duermen entre 7 y 8. También se ha demostrado el mismo patrón en personas que duermen menos de 6 horas diarias.

Accidente cerebrovascular, ictus, apoplejía, ataque cerebral o derrame cerebral son términos aplicables al mismo episodio. Un padecimiento en el mundo, y en nuestro país, de gran importancia. Así lo demuestran las cifras y las estadísticas, ya que es la segunda causa de muerte en mayores de 60 años y ocupa el quinto lugar en causalidad mortal en décadas anteriores (entre 15 y 59 años). La proporción de fallecimientos en mujeres es del 60% frente al 40% de hombres, probablemente debida a la mayor longevidad de las primeras. En la actualidad supone el 3% de la discapacidad en adultos.

Según indica el Observatorio Nacional de la Incontinecia, la clasificación médica engloba dos variables: la isquémica y la hemorrágica. Dentro de la primera, el más conocido y frecuente es el llamado infarto cerebral (propiciado por un tumor, tromboembolismo, absceso o por arterioesclerosis), mientras que la variante hemorrágica se traduce por síntomas de hemorragia cerebral (debida a un aneurisma o a hipertensión, en la mayoría de los casos). De hecho, el riesgo de sufrir un ictus se multiplica por cinco en aquellos portadores de fibrilación auricular, en comparación con la población general. Además, el ictus desencadena una sintomatología multicombinada: alteraciones del lenguaje, a veces ininteligible, disminución o pérdida de fuerza en miembros, dificultades marcadas en la marcha, disminución de la agudeza visual, tesitura depresiva e incontinencia urinaria y a veces rectal. Todo este conjunto sintomatológico puede ser más o menos permanente, temporal o progresivo en su atenuación, disminución o hasta desaparición, especialmente en los episodios transitorios.


Farmacia

Síguenos

3,662FansLike
69Seguidores+1
6,703FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies