El yoga podría mejorar la calidad de vida de pacientes con asma

Un nuevo estudio sugiere que la práctica de yoga puede mejorar la calidad de vida de las mujeres con asma

Las técnicas del yoga utilizan la gravedad, el apalancamiento y la tensión mientras se mantienen poses o posturas durante distintos períodos. Los textos antiguos describen el uso de la respiración rápida (kapalabhati) para la limpieza y como estimulante mientras describen la respiración lenta (nadisuddhi) -particularmente si se alternan las fosas nasales- como calmante.

Se han realizado muchos estudios científicos sobre el yoga.  Estos estudios sugieren varias teorías psicológicas y físicas. Investigaciones en humanos han demostrado que el yoga reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial, aumenta el tiempo de retención de la respiración y la capacidad pulmonar, mejora la relajación muscular y la composición corporal, causa pérdida de peso y aumenta la resistencia física en general. El yoga puede influir positivamente en los niveles de sustancias químicas del cerebro o de la sangre, como las monoaminas, la melatonina, las hormonas del estrés (cortisol) y el GABA (ácido gamma-aminobutírico). La investigación en humanos describe también cambios en varias funciones mentales, incluyendo la percepción, la atención, la cognición, el procesamiento de la información sensorial y la percepción visual.

Múltiples estudios anteriores en humanos reportan beneficios del yoga (por ejemplo, de los ejercicios de respiración) cuando se añade a otros tratamientos para los casos leves a moderados del asma (como la terapia de medicamentos, la dieta o el masaje).

En un nuevo estudio, los investigadores asignaron al azár a 19 mujeres con asma o a un programa de yoga de 10 semanas de entrenamiento o a un grupo de control. Su calidad de vida se evaluó mediante el Cuestionario Respiratorio de St. George y la variabilidad del ritmo cardíaco se midió a través de una prueba con ejercicios de fuerza de la mano.

Después de haber pasado 10 semanas, los investigadores encontraron que mejoró significativamente la calidad de vida para las mujeres en el grupo de yoga en comparación con las del grupo control. Las mediciones de variabilidad de la frecuencia del corazón también mejoraron significativamente para las que hacían yoga.

Los autores concluyeron que el yoga puede ser beneficioso para las mujeres con asma.

Además del yoga, otras terapias de integrales han sido estudiadas por sus potenciales beneficios en pacientes con asma. La colina (choline) posiblemente sea efectiva cuando se toma por vía oral para el asma. Los suplementos de colina parecen disminuir la severidad de los síntomas, el número de días con síntomas y la necesidad de usar broncodilatadores en pacientes con asma. Hay alguna evidencia de que las dosis diarias altas pueden ser más efectivas que las bajas. Además, la psicoterapia familiar podría mejorar ligeramente el volumen de gas torácico y las sibilancias en los niños con asma.

Para obtener más información acerca de terapias integrales para el asma o sobre el yoga, por favor visita nuestro Diccionario de Remedios y Tratamientos Naturales, elaborado en colaboración con Natural Standard, o utiliza la casilla de búsqueda arriba a la derecha.

Referencias

  1. Bidwell AJ, Yazel B, Davin D, et al. Yoga Training Improves Quality of Life in Women with Asthma. J Altern Complement Med. 2012 Jul 9.
  2. Natural Standard: La Autoridad en Medicina Integral. www.naturalstandard.com

Este breve informe es solo para propósitos informativos. Su propósito es ayudar a los usuarios a aclarar sus inquietudes sobre la salud. Esta información no debe interpretarse como un consejo médico específico. Antes de tomar decisiones terapéuticas, los usuarios deben consultar con un proveedor médico calificado para recibir contestaciones específicas a sus preguntas sobre terapias, diagnósticos y / o enfermedades.

Copyright © 2012 Natural Standard Inc. Prohibida su distribución o reproducción comercial.

Imágen © iStockphoto.com / webphotographeer

 

Vida y Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.