Los beneficios del agua de mar, también en invierno

Estamos en pleno Otoño y el invierno asomando la cabeza por nuestras ventanas. Sin embargo, estos meses más fríos no deberíamos obviar la importancia del mar en nuestra salud. Somos conscientes de que no todo el mundo tiene casa en la playa, pisos en Málaga o un apartamento por Valencia, lo entendemos. Pero eso no debería hacer que durante el largo y frío invierno no dediquemos alguna escapada de fin de semana a visitar ciudades de costa y beneficiarnos así de todo lo que nos da el Mediterráneo, por ejemplo.

Y es que el agua de mar tiene una composición similar a la del plasma sanguíneo. Es muy rica en yodo, potasio, zinc y oligoelementos, muy eficaces estos últimos para tratar algunas enfermedades. Todo esto lo absorbe la piel, mediante osmosis, y es así como conseguir sacar provecho de sus propiedades antibióticas.

Por ser más concretos, estos son algunos de los beneficios del agua de mar: facilita la relajación muscular, gracias a su densidad; ayuda a la eliminación de toxinas y mejora la capacidad respiratoria: por su presión, mejora la circulación sanguínea; alivia dolores reumáticos y musculares; al magnesio, muy efectivo para ayudar a calmar la ansiedad; equilibra y retrasa el envejecimiento de la piel y revitaliza los tejidos.

Desde luego, beneficios muchos, ¿Verdad? Así pues, ¡a escaparse a la playa! Si por determinados motivos esto es especialmente complicado, siempre podremos ir a centros wellness y spa resorts, que en España hay muchos y de calidad, a darnos un tratamiento de agua de mar. Algunos los ofrecen entre sus cuidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.