Las ventajas del balón intragástrico

El balón intragástrico es una especie de esfera suave, hecha de silicona, y que se introduce dentro del paciente, concretamente en el estómago, mediante una técnica denominada endoscopia. Es más correcta la denominación balón gástrico, aunque hoy día mucha gente no la usa. Su principal objetivo es que la gente obesa por naturaleza merme sus ganas de comer y de esta forma adelgace. Son varias las ventajas que tiene sobre las dietas tradicionales y algunas de ellas se nombran aquí.

Una de las mayores ventajas es que la instalación del balón intragástrico en el estómago  no precisa de cirugía para hacerlo y el paciente tampoco tiene que quedarse en el hospital. Sencillamente se va a casa, aunque es verdad que durante algunos días puede tener molestias hasta que se adapte todo.

Otra ventaja consiste en la rápida pérdida de peso que sufre el paciente, sobre todo en los primeros días. Esta técnica es sobre todo efectiva en pacientes cuyo índice de grasa supera 30 y que no han tenido ningún resultado haciendo dieta tradicional (pastillas para adelgazar, infusiones, etc.).

Con el balón intragástrico el paciente recupera su salud y adquiere unos hábitos de vida saludables. También vuelve a practicar deporte y abandona el sedentarismo. Todo esto es debido a la bajada de peso y a las ganas de ponerse en forma que surgen después de usar este tratamiento. Además todo el proceso es controlado por un equipo de médicos, que vigilan que el paciente siga correctamente el programa para su total recuperación. Por eso mismo, se puede ir a profesionales como la clínica Teknon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.