Las ayudas anti-tabaco podrían funcionar bien

Una gran encuesta nueva hecha en cuatro países ha encontrado que los fumadores que intentan dejar el hábito tienen mucho más éxito cuando usan parches de nicotina o medicamentos con receta que cuando no utilizan ayudas anti-tabaco.

Las investigaciones anteriores han dado pruebas contradictorias sobre la eficacia de los tratamientos farmacológicos para dejar de fumar – que parecen ayudar en los ensayos clínicos, pero no una gran diferencia en la vida real.

Cuando investigadores tomaron en cuenta las diferencias entre los que intentaron dejar de fumar con la ayuda de medicamentos y los que lo hicieron sin ayuda – incluyendo sus respectivos recuerdos de pasados intentos de dejar de fumar – encontraron que algunas ayudas para dejar de fumar están vinculadas a una tasa de éxito de cuatro a seis veces mayor.
Este estudio confirma que el resultado positivo que se observa en los ensayos clínicos se traduce en el mundo real.

El equipo de investigación realizó una encuesta a más de 7.400 fumadores adultos en los EE.UU., Canadá, Australia y el Reino Unido y, a continuación, hicieron un seguimiento de las personas para ver cuántos habían conseguido permanecer sin fumar durante al menos seis meses.
Cerca de 2200 personas usaron un medicamento de prescripción o terapia de reemplazo de nicotina, el resto no lo hizo.

Entre los que no habían utilizado ningún medicamento para dejar de fumar, sólo el 5 por ciento se mantuvo abstinente de los cigarrillos durante seis meses. En comparación, el 16 por ciento de los usuarios del parche de nicotina, el 15 por ciento de las personas que utilizaron bupropión y el 19 por ciento de las personas que usaron vareniclina, permanecieron sin fumar durante seis meses.


Farmacia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.