Una alternativa distinta al tratamiento del dolor: la acupresión

La próxima vez que tengas un dolor de cabeza, congestión nasal, o insomnio,  puedes probar a tratar de usar tus propias manos para curarte a ti mismo con acupresión.
La acupresión sigue los mismos principios que la acupuntura, pero se estimulan los puntos de energía con los dedos en lugar de agujas.

Existen miles de artículos de investigación sobre la acupuntura y la acupresión: la conclusión general es que estas técnicas de sanación fomentan la autorregulación que conduce a la salud y el equilibrio. La investigación ha demostrado que la acupuntura y la acupresión muestran eficacia en el tratamiento de una amplia variedad de condiciones, incluyendo dolor de espalda, la artritis, el síndrome del túnel carpiano, las náuseas, la adicción, el insomnio y la diabetes – por nombrar sólo algunos.

Esta técnica consta de un proceso donde debes asegurarte de que has encontrado el punto de acupuntura exacto. Uno de otro están sólo alrededor de 0,5 mm de diámetro de separación, así que se debe ser lo más preciso posible.
Se debe utilizar el dedo índice o un bolígrafo (con la tapa puesta) para presionar el punto. Si no se siente ninguna sensación, se deben intentar diferentes puntos cerca de la zona hasta que se sienta un dolor leve. Después se debe mantener una presión moderada, y ser paciente: es posible que debas realizar la acupresión en el mismo punto varias veces al día a lo largo de varios días para sentir los resultados.
La acupresión puede ser a veces un proceso de recuperación gradual. Para obtener los mejores resultados, hay que relajarse y respirar profundamente durante la acupresión.


Farmacia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.