Si cuidamos la piel, envejece más despacio. 3 Consejos saludables!

¿Qué aspecto tiene tu piel? ¿Cuánto tiempo dedicas a cuidarla al día? ¿Te gusta tomar el sol en verano?

Las respuestas a estas preguntas son fundamentales para poder cuidarnos mejor de cara a esta temporada veraniega. Como se suele escuchar «la piel tiene memoria» y es necesario cuidarla bien, para que permanezca sin muchas arrugas, manchas, etc y evitar así el envejecimiento prematuro.

Para afrontar el verano, necesitamos una preparación especial y por ello vamos a repasar algunas claves 
Elegir una crema protectora
Las claves fundamentales pasan primero por elegir una buena crema. La doctora Elisa Pinto (Dermatóloga de USP San Camilo) ha declarado a la agencia EFE que, las cremas de protección solar resistentes al agua no existen.  De hecho, la Agencia del Medicamento de Estados Unidos prohíbe que las marcas de crema, hagan alusión a dicha característica en sus productos, a diferencia de lo que ocurre en España.
Según esta agencia  americana, las cremas de protección solar con un factor inferior del 15 no protegen del cáncer de piel ni del envejecimiento prematuro y  tan solo protegen contra las quemaduras solares leves. Asímismo, las cremas con un factor superior a 50 no aportan ningún beneficio adicional.

El sudor, el agua  y el tiempo,  van acabando con los efectos de las cremas protectoras del sol, por ello hay que repetir la aplicación a partir de 2 o 3 horas.
Hidratarse bien
El agua es fundamental para conservar el cuerpo y la piel hidratados. Por ello, en verano estemos atentos a beber agua, cada cierto tiempo, y más durante la exposición al sol
Alimentación
Existen alimentos que son necesarios si deseamos mantener una piel bronceada y saludable.
Son los alimentos que contienen carotenoides, como los de color anaranjado (zanahorias, pomelos, papayas,etc)  y también los ricos en vitamina A (esencial para el crecimiento y la diferenciación de diversos tipos de células y tejidos), como ciertos alimentos de color rojo (fresas, tomates, pimiento rojo) que influyen en la liberación de melanina y también nos protegen desde el interior, frente a las radiaciones ultravioleta.
Por tanto, este verano será importante hidratarse y adquirir un buen protector solar (que sea lo más natural y eficaz posible), además de una alimentación adaptada a las necesidades de la piel.!

Contagiate de Salud, blog sobre salud, bienestar y coaching de salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.