Relájate con esta terapia japonesa

Relájate con esta terapia japonesa

 

El estrés es uno de los acompañantes en nuestra vida diaria que más nos molestan. Ya sea por la vida familiar, por el trabajo, los estudios o por motivos personales, el estrés no nos deja en paz. No basta con llegar a casa y relajarnos un rato, el estrés tiene efectos inmediatos en nuestra salud, tanto mental como física, pero también los tiene a la larga.

El estrés, si no se trata desde un principio, puede acabar convirtiéndose en un trastorno crónico que sólo controlaremos con medicamentos, además de todo lo que puede acarrearnos. Hoy queremos enseñaros una terapia japonesa que plantea una estabilidad física y emocional para tratar el estrés y la relajación. La técnica parte de que cada uno de los dedos de la mano representan una actitud o un sentimiento, algo que seguro ya habréis oído más de una vez. La terapia se lleva a cabo sujetando cada dedo con la mano contraria y ejerciendo presión. Las emociones relacionadas con los dedos son:

Pulgar. La preocupación y los nervios.

Índice. Combatir los miedos.

Corazón. Sentimientos como la ira o la rabia las trabajamos en este dedo.

Anular. La tristeza y la depresión.

Meñique. Ahuyenta lo negativo y calma nuestra ansiedad.

Esta terapia japonesa la podemos llevar a cabo en casa o en el momento en el que lo necesitemos. Empezaremos por un dedo y, antes de pasar al siguiente, deberemos notar como las palpitaciones son cada vez más rítmicas. Trabajando nuestro cuerpo y mente mediante esta sencilla técnica nos autodescubrimos un poco más, y es una forma de entender el equilibrio existente entre cuerpo y mente. Si este equilibrio no está compensado, ninguna de las dos partes podrá estar en armonía. Hay que decir que este método se utiliza cuando el estrés aparece en momentos determinados, y no cuando ya es un trastorno crónico como hemos dicho arriba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.