Mitos y realidades sobre el alcohol

Mitos y realidades sobre el alcohol

Mitos y realidades sobre el alcohol

 

La mayoría de las personas ingieren algún tipo de bebida alcohólica alguna vez e incluso con frecuencia y son muchos los mitos que existen alrededor de este tipo de bebidas. La mayoría coinciden en algunas de ellas, pero puede que no estén provocadas por lo que piensan sino por algo completamente distinto. Hoy vamos a ver algunos mitos y realidades sobre el alcohol.

Mito: Si solo bebes el fin de semana no pasa nada

Realidad: Muchos creen que en los fines de semana, por no trabajar, estar un poco menos estresados y tener ganas de fiesta el alcohol no afectará a su organismo. En realidad no depende del día en que se ingiere sino en la cuantía y en la situación en la que nos encontremos. Así, lo que más influye es la cantidad, la frecuencia y la velocidad a la que se ingiere.

 

Mito: El café ayuda a eliminar el alcohol

Realidad: El café no acelera la eliminación del alcohol de nuestro organismo. El cuerpo de un hombre medio de 80 kilos elimina el alcohol de su sangre a razón de un vaso de vino cada hora. En el caso de las mujeres tardan más en procesarlo.

 

Mito: El alcohol nos hace hablar más

Realidad: El estado de relajación al que nos lleva el alcohol puede hacer que nos sintamos más cómodos a la hora de hablar. Pero, cuanto más alcohol consumimos menos capacidad de expresión, orientación y claridad tenemos.

 

Mito: Si bebo poco puedo conducir

Realidad: La simple ingesta de una cerveza puede afectar a los reflejos, a la capacidad de respuesta y a la percepción del tiempo y del espacio. Si bebes no es aconsejable que conduzcas, además, puedes acabar sin carné.

 

Mito: Hay gente que bebe y bebe y no se emborracha

Realidad: Las personas que han desarrollado tolerancia al alcohol no son avisadas por su cuerpo de los efectos de la ingesta del alcohol, lo que lo hace aún más perjudicial.

Sin Comentarios

Deja tu comentario